Crítica de Dragon Ball Super 131, ¡Adiós Son Goku!

Crítica de Dragon Ball Super 131, ¡Adiós Son Goku!

La serie de Toei Animation y Akira Toriyama se despide con el capítulo Dragon Ball Super 131. Jiren sigue dando guerra, pero el Universo 7 no está dispuesto a desaparecer.

Dragon Ball Super llega a su fin. Puede que el final del capítulo Dragon Ball Super 131 fuese esperado, pero ufff. Estaba acostumbrado a que Toei siempre le dé la vuelta a las cosas, y perfectamente podría haber ganado otro el torneo.

Lo más bonito de este Dragon Ball Super 131 es ver a Son Goku y Freezer luchar juntos. No me gustaría ver a Freezer siendo un buenazo, no, quiero que sea malvado. Pero ver a dos rivales luchar codo con codo, con una cara de “por cojones ganamos” me ha gustado mucho.

Eso si, me ha parecido una pelea demasiado corta. Espectacular, pero corta. Además que por momentos he visto que el capítulo iba muy rápido. No sé como andarán de “dineros” los de Toei Animation, pero un capítulo más de despedida hubiese sido mejor. Algo parecido a Dragon Ball Z.

Crítica de Dragon Ball Super 131, ¡Adiós Son Goku!

Son Goku y Freezer lo dan todo en Torneo de Poder. Al final Bills permite a Freezer volver a la vida. Whis es el encargado de hacerle tal regalo

Un deseo esperado

De cara al final del torneo de poder la gente se esperaba dos cosas. Una de ellas era que Freezer ganase el torneo. Y la otra es el deseo. Pero claro, ganando Freezer el deseo que han pedido hubiese sido imposible. Recordemos que es un malote y para nada le hubiese interesado.

El torneo lo han ganado los del Universo 7, pero el último en pie ha sido Androide 17. Lejos de pedir un deseo para él, pues tenía pensado irse de viaje con la familia, ha decidido restablecer todos los universos desaparecidos. ¿Cuál es la sorpresa? Pues que Zeno-sama ya lo tenía pensado.

De haber sido un deseo egoísta, los dos Zeno hubiesen destruido todos los universos. Aunque claro, eso no hubiese sido justo. Pues si el regalo son las Súper Bolas de Dragón y cualquier deseo sin consecuencias, destruirlo todo hubiese sido poco honorable.

Caulifla, Kale y Cabba (Kyabe) celebran el volver a la vida. Nada más aparecer Caulifla, la saiyan ya piensa en alcanzar en Super Saiyan 3

Con todos los universos al pie del cañón, se abren nuevas historias. Perfectamente pueden hacer episodios de otros universos, continuar Súper (no conocemos rivales de cuatro universos) y películas. Las posibilidades son infinitas.

Hasta la película ¡Adiós Son Goku!

El 14 de diciembre tendremos película de Dragon Ball Super. Según palabras de Akira Toriyama, la película conecta con el final de la serie. Después de pedirle al gran dragón que devuelva a la normalidad todos los Universos, no me extrañaría que hubiese causado una pequeña “ñardadita”. Lo malo es que tendremos que esperar mucho hasta que se estrene, supuestamente a nivel mundial.

Ya para finalizar, tengo que nombrar la referencia a Dragon Ball Z de este Dragon Ball Super 131. Al finaluizar, Son Goku y Vegeta empiezan a pelear siendo Super Saiyan Blue. Pues en la escena final los dos saiyan tienen la misma pose de lucha que en Dragon Ball Z.

También tengo que mencionar al Migatte no Gokui. Resulta que Son Goku solo puede utilizarlo cuando está acorralado o en peligro. Espero que en el manga lo expliquen mejor. O incluso puede haber un distinto final, cosa que no me extrañaría.

Crítica de Dragon Ball Super 131, ¡Adiós Son Goku!

La escena final es todo un guiño al primer enfrentamiento entre Son Goku y Vegeta. Así se despide Dragon Ball Super después de estar tres años dando guerra en la televisión japonesa.

En definitiva, han sido tres años de Dragon Ball Super. Al principio la seire empezó bastante regular. Incluso pensé en pegarme un tiro viendo el capítulo cinco y su animación. Pero hay que decir que esta recta final, con el arco del Torneo de Poder, han dejado el listón bastante alto.

¡¡Danos me gusta o te mandamos a Freezer!!