Crítica de Dragon Ball Super 129, Son Goku y el Migatte no Gokui

Crítica de Dragon Ball Super 129, Son Goku y el Migatte no Gokui

El capítulo Dragon Ball Super 129 nos muestra el nuevo nivel de poder de Son Goku y la encarnizada lucha contra Jiren. Por fin vemos en acción el verdadero Ultra Instinto.

Visto el capítulo Dragon Ball Super 129, tengo un regusto raro. Por una parte he llegado a emocionarme al ver el Son Goku que siempre he querido ver. Un personaje que por sus cojones puede con todo. Y me da igual que el aumento de poder venga del Espíritu Santo (la escala de poder la han “violinado” en toda la serie). Amo a Son Goku en Ultra Instinto porque me recuerda al de Namek.

Serio, sin hablar, y aunque piensan que está siendo machacado, resurge para darle una paliza a su rival. Ya era hora de ver a Jiren morder el polvo, aunque el guerrero del Universo 11 tiene todavía que mostrar todo su poder.

Crítica de Dragon Ball Super 129, Son Goku y el Migatte no Gokui

Los momentos de pelea son buenos, aunque las charlas y los planos en los que todo es una explosión terminan por cortar el ritmo de algo que podría haber sido espectacular

Mucho bla, bla, bla…

Está bien que las cosas las expliquen, que incluso metan con calzador el pasado de Jiren, pero el capítulo Dragon Ball Super 129 peca en su ritmo.

En este punto, no sé si será cosa solo mía, quiero ver pelea, pelea y más pelea. También que expliquen algo sobre el Migatte no Gokui, pero que no haya un relleno descarado en el que se escucha a personajes hablar y no aparecen ni en pantalla. Incluso la lucha entre Son Goku y Jiren flaquea en varios puntos. Es tanto el poder que no vemos nada en pantalla, y se han comido la animación. Y ojo que he visto una cosilla.

Crítica de Dragon Ball Super 129, Son Goku y el Migatte no Gokui

La cara de Bills al ver a Son Goku utilizar el Ultra Instinto Perfecto.

En los capítulos de Dragon Ball Super siempre hay un pequeño descanso. Una entradilla nos dice con música “podéis ir a mear ahora”, dos anuncios y vuelve el capítulo. Pues bien, en esta “segunda parte” no sé si lo habéis notado pero la animación ha cambiado. Cambiado a mejor, pues me recuerda al capítulo donde Son Goku por primera vez muestra el Ultra Instinto.

El Migatte no Gokui Perfecto, pero queremos más

Después de dos semanas en las que hemos visto hasta en la sopa la nueva transformación de Son Goku, esperaba algo más. Mucha más pelea con esta transformación y no dejarla solo para el final. Pero bueno, es lo típico. Si vemos Dragon Ball Z con cada transformación pasa lo mismo. ¿Son Goku en SSJ? Se transforma y nos invitan al siguiente capítulo. Más de lo mismo ocurre con Son Gohan en SSJ2 y Son Goku en SSJ3.

La única parte buena de tanto “bla, bla, bla” de los asistentes al combate es la explicación de Whis sobre el Migatte no Gokui. Hasta que Son Goku no piense solo en Jiren, no dominará la técnica. ¿La forma de dominarla? Pues no hay que pensar, y para eso recurren a algo típico: Cerrar los ojos.

Crítica de Dragon Ball Super 129, Son Goku y el Migatte no Gokui

Son Goku con el Ultra Instinto Perfecto desintegra uno de los poderoso ataques de Jiren. Esto me recordó al enfrentamiento contra Bills. Siendo SSJ God deshizo un ataque del Dios de la destrucción

Ahora solo nos queda esperar al siguiente capítulo, para ver una pelea espectacular sin tanto charla y corte innecesario. También a ver si dicen algo de Freezer, pues está siendo muy descarado que desde hace tres capítulos no aparezca. Encima hay un momento que muestran el panel de los dos Zeno, en el que vemos a Jiren y Son Goku, pero no muestran el resto. Eso quiere decir que esconden algo.

Mira que si Dragon Ball Super termina con final abierto, y nos tenemos que esperar a la película para ver que ocurre…

Son Goku y Jiren al 100%

Explicado el Migatte no Gokui, lo próximo que se espera del capítulo Dragon Ball Super 130 es que se den por todos lados. En el adelanto vemos a Jiren y Son Goku dándolo todo. Incluso, ya lo he dicho pero lo repito, Jiren parece tener una especie de aura parecida a la del Migatte no Gokui.

Crítica de Dragon Ball Super 129, Son Goku y el Migatte no Gokui

Por si todavía no estaba suficientemente dopado el alien del Área 51, Jiren mostrará más poderío en el próximo capítulo.

¿Jiren traspasará sus límites? Es algo que no sabemos. Tampoco sabemos el final. Siempre hablamos de los “topicazos” de la serie, pero terminan por soprendernos. Igual perfectamente podría ganar Jiren el combate y pedir un deseo que beneficie a todos los universos. O incluso que gane Goku a Jiren, aparezca Freezer en un descuido del Saiyan y quede solo el malvado emperador en la pista.

Casi que veo más de final lo último que he dicho. Recordemos que desde el principio de la serie a Goku le recuerdan que es un confiado.

¡¡Danos me gusta o te mandamos a Freezer!!