Análisis de Dragon Ball FighterZ - PlayStation 4

Análisis de Dragon Ball FighterZ – PlayStation 4

Después de lanzar muchos Kamehameha, llega el análisis de Dragon Ball FighterZ a la web. Aunque tiene sus fallos, Arc System Works sube mucho el listón con esta entrega.

Todos los años tenemos uno, dos o varios videojuegos de Dragon Ball. Es una franquicia que mueve masas, y Bandai Namco teniendo los derechos, cada año saca su particular jueguico de Son Goku y cía.

Ya sea para las videoconsolas de sobremesa, PC, portátiles o móviles, Dragon Ball es constante. Pero Dragon Ball FighterZ va un paso más allá en todo lo visto en los juegovídeos de Dragon Ball. Arc System Works abandona completamente las luchas en 3D de Budokais, Tenkaichis y Xenoverses para ofrecer una cámara lateral y combates espectaculares 3vs3.

GRAFICAZORLS

Lo primero que llama la atención al ver Dragon Ball FighterZ son los gráficos. Cuando se mostró la primera imagen la gente no sabía muy bien el estilo de juego. Pero ay dios cuando FighterZ hizo acto de presencia en la conferencia de Microsoft del E3 2017. Todos nos quedamos asombrados ante el espectáculo visual que es Dragon Ball FighterZ.

Y no solo eso, pues los de Arc System Works han ido un paso más allá. Ofrecen escenas dramáticas muy vistosas, los escenarios se destruyen y las ráfagas de ki que desviamos impactan en el fondo del decorado. Encima hay que añadir el mimo enfermizo por los movimientos de Son Goku, Vegeta y cía. Adiós a los personajes casi idénticos de Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi 3.

En Dragon Ball FighterZ cada personaje tiene los movimientos vistos en anime, manga o incluso películas. Vale que casi todos se hacen con la misma combinación de botones, pero esa simplicidad en los combos hace más accesible este juego. Aunque hay que decir que los combos complicados existen. Solo hay que pasearse por el modo entrenamiento y los desafíos. También en el online duraremos poco si machacamos el cuadrado o el triángulo.

Las intros y los Finales Dramáticos son dos cosas que ayudan todavía más a este videojuego. Si escogemos el escenario adecuado y los personajes, disfrutaremos de una cinemática muy chula. Después si hacemos lo mismo pero terminando el combate, seremos testigos de un Final Dramático de lo más vistoso. Incluso hay sorpresas con algunos personajes, pues no todas las escenas están sacadas del anime o manga.

Gráficamente es tan bueno, que bien podríamos estar varias generaciones jugando con este juego. Solo añadiendo más personajes y escenarios. A poder ser gratis (cosa que no pasará). Si es que jugando al mínimo en PC Master Race parece un videojuego retro o de Nintendo DS. Maravilloso.

Un modo historia diferente

Siguiendo con la rutina, pues desde Ultimate Tenkaichi lo hacen, Dragon Ball FighterZ tiene su propia historia. Una historia dividida en tres partes que nos dará unas 15 horas de “diversión”. Y pongo entre comillas “diversión” porque la historia mola, pero está muy mal explotada.

Si vuestro último videojuego jugado de la saga es Xenoverse 2, os vais a sentir un poco plof. La historia en FighterZ es solo luchar, luchar y luchar. Vale que estemos ante un videojuego de pelea, pero podrían variar los combates un poco y no solo luchar contra clones de los personajes principales.

Lo mejor hubiese sido poner retos, misiones o como quieras llamarlo. Imaginad que en un combate os piden que luchéis con cierto grupo de personajes, que en cierta misión no te dejan cubrirte o que no puedas hacer ataques especiales. Pues no. Es algo que no encontraréis en el modo historia de FighterZ.

Otro apartado criticable es la nula IA de la máquina. Es tan nula que los enemigos serán muñecos que recibirán todos nuestros ataques. El único momento complicado que he vivido es la final y porque no sabía a lo que me enfrentaba. Todo lo demás fue un paseo de 15 horas con, eso sí, mucha historia y referencias a Dragon Ball Z y Dragon Ball Super.

Lo que no es un paseo es el modo Arcade. Los primeros niveles pueden ser fáciles, pero luego en difícil la curva aumenta y tenemos unos rivales dignos del mejor jugador online. Si queremos tener el rango S en todo, y desbloquear algunos personajes, tendremos que jugar muy bien.

Los males del online

A día de hoy (5/2/2018) el online de Dragon Ball FighterZ es un pequeño desastre que hay que arreglar. Es de suponer que a medida que pase el tiempo con actualizaciones veremos una mejora, pero lo que tenemos dan ganas de estampar el mando. También hay que decir que la culpa es tanto de Arc System Work y Bandai Namco, como de los muchos usuarios que van a tocar los c******.

Atrás quedan las caídas burras de servidor que sufrimos en la BETA. Aunque al videojuego le sigue costando encontrar una partida mundial, el problema viene con los tiempos de espera. Si nuestro rival no se da cuenta que tiene alguien esperando, perderemos un minuto de nuestro valioso tiempo. Hay veces que en una hora de juego perfectamente jugamos solo tres partidas. Aunque igual tenemos suerte y pillamos alguien que quiere revancha.

Lo más normal en estos casos es que si pasan 20 o 30 segundos y el rival no acepta la partida, que podamos pulsar el botón círculo y salir por patas a buscar otro combate. Pero no. Una vez aceptada una partida, tendremos que esperar pacientemente a que nuestro “hamijo” del otro lado acepte.

También existe el Rage Quit y no está siendo penalizado. Hay jugadores que al ver su derrota aproximándose, tiran de cable a lo loco para no perder la partida. Ayer en twitter vi que si un usuario tiene el nombre en morado, es un Rage Quitter. Así que cuidado en el online.

Es probable que el problema venga por el sistema de puntuación. Al alcanzar cierto rango, si perdemos una partida veremos que resta puntuación. Uno de los trofeos es tener 500.000 puntos, así que la gente lo único que quiere es ganar y ganar para tener más puntos. Igual quitando esta penalización el Rage Quit disminuye.

Conclusión

Dragon Ball FighterZ no es perfecto, pero estamos ante uno de los mejores videojuegos de Dragon Ball. Por no decir EL MEJOR. El apartado gráfico es maravilloso, el sistema de combate es estupendo. Y pese a tener varios males en el online, que no existan las melodías de Dragon Ball Z o que ya hayan anunciado DLC, no quita que estemos ante un gran videojuego.

FighterZ es un juego que nos dará muchas horas de pelea, pelea y más pelea. Solo espero que solucionen sus problemas con el online, y que de vez en cuando haya contenido gratis. Sería un puntazo.

Análisis de Dragon Ball FighterZ - PlayStation 4 nota

¡¡Danos me gusta o te mandamos a Freezer!!